Diseño gráfico y publicidad

Más de una vez hemos escuchado el dicho que cita “todo es diseño” y podemos comprobarlo día a día, desde el mobiliario que utilizamos para trabajar, hasta la cama del cuarto han necesitado de un proceso de diseño que además ha evolucionado para hacerlo mejor.

A medida que ha pasado el tiempo el diseño ha evolucionado con la finalidad de hacer mejores nuestros días, se ha adaptado a todas nuestras actividades diarias y ha hecho más cómodos nuestros quehaceres. En la Diseño gráfico y publicidadactualidad no hay un área de la vida en la que el diseño no haya influido, se ha fusionado con herramientas tecnológicas con las que se han obtenido resultados muy avanzados tanto en estética como en funcionamiento.

La publicidad no escapa a esta realidad, no puede hablarse de publicidad sin mencionar el diseño, ya que en cualquiera de sus formas están completamente vinculados.

En el campo de la publicidad impresa encontramos que a través del diseño se han podido desarrollar campañas con un nivel de realismo y de técnica que son capaces de mostrar lo que el diseñador desee, además que con el avance tecnológico los materiales han mejorado con lo que se complementa un buen diseño y es capaz de hacerlo interactivo con el consumidor, ahora más que nunca se afirma la máxima de que “una imagen vale más que mil palabras”.

En la publicidad web y audiovisual podemos encontrar los mayores avances ya que gracias a los programas de diseño es cada día más fácil crear campañas con un contenido capaz de captar la atención del consumidor mucho más rápido y obteniendo mejores resultados para el cliente, en este sentido podemos conseguir campañas en las que se fusiona el diseño con el sonido, con efectos y además se pueden hacer interactivas obteniendo de inmediato la respuesta del consumidor.

El diseño gráfico ha logrado fusionarse a la publicidad y con esto lograr sus objetivos de comunicación y producción de contenidos que sean lo suficientemente llamativos para que el consumidor decida si desea o no adquirir el producto o servicio.