Diseño para las apps

En los tiempos modernos en los que la tecnología nos hace ir un paso más adelante cada día, el diseño hace que todas las herramientas luzcan más modernas. Por esta razón es que se observa actualmente una evolución del diseño gráfico y del diseño industrial en algo que puede parecer simple por su uso cotidiano como los teléfonos inteligentes.

Atrás quedaron esos antepasados de la telefonía móvil que eran comparados con radio difusores o radios de corto alcance; ahora, anualmente, las compañías telefónicas trabajan en desarrollar y diseñar nuevos modelos de teléfonos, que desde el punto de vista del diseño industrial hace más fácil, cómoda y mejor esta experiencia tecnológica.

Desde el lado del diseño gráfico esto no queda muy atrás, así como las compañías reinventan los modelos de los teléfonos celulares, actualizan sus plataformas visuales haciéndolas más simples y limpias sin dejar de ser llamativas. Con los avances en tecnología se pueden mejorar las opciones de visualización para hacer más entretenido el tiempo de uso del teléfono, en este sentido, los desarrolladores web se valen de herramientas gráficas para la elaboración de sus softwares, lo que se conoce como aplicaciones móviles.

Como todo lo que tiene que ver con diseño, para la creación de una aplicación para teléfonos móviles es necesario seguir un proceso, el primer paso en este proceso de diseño comienza con un estudio de mercado en el que se identifica a qué público va a ser dirigida, en este caso la aplicación para poder ser atractiva y funcional, que es el punto más importante a considerar, dentro de este punto también es necesario tomar en cuenta que el diseño que se va a realizar debe estar ajustado a la identidad corporativa de la empresa, ya que esta aplicación será un complemento de esta.

Aun cuando la funcionabilidad es uno de los elementos más importantes en el desarrollo de la aplicación es necesario tener en cuenta que un diseño atractivo puede ser el elemento final para lograr el éxito de la misma.