El influjo del logotipo en el éxito

Los logotipos son una parte importante de la imagen visual y corporativa de la empresa. De su capacidad para transmitir emociones y para identificar el producto en el imaginario de los clientes depende buena parte del éxito. Todo un equipo de prestigiosos publicistas está detrás de los mejores logotipos, esos que todo el mundo es capaz de identificar.

El logotipo de McDonald´s, una simple letra eme, era muy bien conocido por el consumidor allá por la década de los sesenta, por lo que la multinacional desestimó la opción de cambiarlo; los dos arcos dorados, que, según algunos expertos de la marca, suponían de manera encubierto un cierto “simbolismo de un par de pechos nutritivos”, se han mantenido como una clave de éxito.

Muchos contenidos e ideas brillantes están introducidos en los mecanismos publicitarios de los logotipos. Uno de las más ingeniosos y simples al mismo tiempo es el del gigante Amazon; una sonrisa aparece impresa debajo de las letras de la multinacional, una sonrisa que es al mismo tiempo una flecha que va desde la primera letra hasta la cuarta de la palabra, es decir, desde la a hasta la z. Nada escapa por tanto a Amazon, que controla todo el abecedario y que, por consiguiente, es capaz de encontrar respuesta amable para cualquier consulta.

Otra multinacional como LG incluye sus dos letras dentro de un círculo. Así es capaz de simbolizar el futuro, la tecnología, la propia población mundial y el empuje de la juventud. Detrás de la simplicidad, en publicidad siempre se encuentran ideas complejas. El color rojo protagonista del logo representa la pasión, la simpatía y las ganas de comprometerse con el cliente; no hay que obviar que el color rojo es uno de los más usados por marcas de todo el mundo, ya que es capaz de despertar sensaciones positivas y activas en el comprador potencial.